28 jun. 2009

El regreso...

Hoy domingo acaba la semana, pero no es una semana más...
Lo más significativo no han sido las fiestas de Polán ni la eliminación de España en la Copa Confed.; para mí, lo más importante resulta haber podido volver a los caminos, a las calles... HE VUELTO A CORRER.
El lunes, marcado en mi calendario desde hace tiempo, fecha esperada ansiosamente para recuperar el tiempo perdido, lo que desde la carrera de Canillejas'08 la rodilla me ha impedido durante un largo periodo.
Así pues (tras pasar una buena tarde de piscina, todo sea dicho) a eso de las nueve menos cuarto me dispuse a coger mis zapatillas y continuar lo que había quedado en el tintero.
Un buen estiramiento de músculos, calentamiento de articulaciones, algo de agua para quitar la sequedad de la boca (quizá por la nueva sensación...), rodillera en pierna, y a mentalizarse de la vuelta.
Música, llaves... y poco más antes del regreso.
Para no perder la tradición de los veranos y como me ha comentado el médico, a mi rodilla izquierda no le conviene durante un tiempo visitar las calles de mi pueblo, así como ningún tipo de asfalto... empezaremos por caminos y con periodos cortos de tiempo.
Tras llevar cerca de la mitad del recorrido noto cómo mi resistencia está bastante deteriorada, por lo que bajo el ritmo para acabar de la mejor forma posible.
Atrás quedan los tiempo de cerca de 4:20 por kilómetro. Pero no hay que desesperarse; solo trabajar duro este verano para conseguir que la próxima temporada sea discreta.
Y sobre todo, que no aparezcan problemas físicos
Finalmente, veo mi casa a lo lejos y apuro para recordar qué son los cambios de ritmo, qué es dar un sprint final, como si de la primera plaza de un cross se tratase.
Repetición de estiramientos y a por una buena ducha.
No sé si estaré al 20% de mi rendimiento, a mucho tirar por arriba, pero con esfuerzo y dedicación se volverá donde un día se estuvo.

Un saludo, y gracias por la lectura

Mario