8 may. 2010

CERCEDILLA – PUERTO DE LA FUENFRIA







El pasado día 2 de Mayo, como tuve obligaciones familiares que cumplir el día anterior, decidí utilizarlo para salir por uno de los más apreciados lugares para la práctica del btt que tiene la Comunidad de Madrid, con esto no quiero decir que los demás sean malos ni que este sea excepcional, sino que es un de los recorridos más utilizados por todos los que además de darle al mundo de la zapatilla, le damos también al mundo de la cala.



Este itinerario es un clásico para aquellos que os gusta la bici, se parte de la estación de la RENFE de Cercedilla, o bien se accede en tren desde cualquier punto de vuestra comunidad o bien en coche, intentando dejar el coche lo más cerca posible de la estación, para luego cuando acabemos, no volver a darnos otro atracón de cuestas y en frío que duele mas para poder dejar nuestra bici



En el Tren, al igual que en el Metro se pueden llevar las bicis, pero es mejor que os leáis las normativas sobre este tema que publican en sus tablones de anuncios para no llevarnos ningún mal sabor de boca.



Partiendo de la estación, el itinerario es muy sencillo, primero porque no vamos a ser los únicos que hacemos el recorrido y lo segundo porque es calle arriba, sin perdida. Os servirán de guía la publicidad de un parque de aventuras – ocio y sobre todo las marcas indicativas del camino de santiago, (las flechas amarillas) ya que desde hace tiempo un grupo de aventureros se han encargado en la Comunidad de Madrid de marcar este camino desde muchos sitios de la sierra, incluso desde el centro de la capital, ya que por ejemplo, se pueden apreciar las marcas en Colmenar Viejo, en Manzanares el Real o también si vais por el carril bici, a la altura de la Casa de Campo, cuando vamos por la carretera de Castilla, justo enfrente de las Piscinas y del Club de Golf, para los más fanáticos de los caminos este punto es un tramo del GR124.



Para estos últimos, indicaros que nuestro recorrido va a circular por el GR10, pero siguiendo las indicaciones del camino de Santiago es imposible perderse, salvo porque nos encontremos con unas condiciones climatológicas extremas.



Al principio nos vemos obligados a compartir nuestro recorrido con los coches, pero no hay más remedio ya que hasta que lleguemos al área recreativa vamos a tener que utilizar hasta el 8º sentido para que no nos atropellen. Os recuerdo que estamos en Madrid y que lo de que la bicicleta es otro vehículo no lo tenemos todavía claro, pues seguimos conduciendo por el campo como si estuviésemos en la Castellana a las 8 de la tarde y saliendo del curro deseosos de llegar a casa.



Aproximadamente al Kilómetro y medio de ascensión…, a sí se me había olvidado, las primeras cuestas son las más pinas, pero el asfalto es de muy buena calidad y eso hace que se avance fácilmente, bueno pues lo dicho, al kilómetro y medio aproximadamente, nos vamos a encontrar una caseta con guardas del parque y con un centro de interpretación, no se os olvide parar, preguntar, informarse y sobre todo coger los mapas que te dan, pues además de marcar los caminos por donde se puede montar en bici, en estos mapas, te enseñan muchos puntos de interés y rutas, marcadas por puntos de colores y que iréis viendo según avancemos por la carretera pintados en los pinos, como si fueran nuestras señales.



Que existan estas señales, no quiere decir que nos olvidemos de las que seguimos nosotros, es decir, la blanca y roja del GR10 y las flechas amarillas del Camino de Santiago.



Cuando se acaba la carretera, tenemos que pasar por una valla que da acceso sólo al servicio de mantenimiento del parque, la circulación en vehículos está totalmente prohibida, y…… empieza la Carretera de la República. El nombre no es un capricho, es una carretera que se construyó por el año 36 y que después de la Guerra dejó de estar en uso, de forma que sólo sirve para dar servicio al parque y a todos los trabajadores que se encargan de su mantenimiento, a la par de todos los senderistas y ciclistas que la utilizamos y que nos llevarán hasta el puerto de la Fuenfría.



Para aquellos que decidáis ir a pie, es casi una imposición que utilicéis la Calzada Romana, que aunque no está tan bien conservada como la del puerto del Pico, es un Monumento que no tenemos que dejar pasar y maravillarnos ante tal vestigio pues no en vano, el puerto de la Fuenfría es el paso natural que han utilizado todas las civilizaciones para atravesar la sierra madrileña hasta que se construyó el acceso del Puerto de Navacerrada y los túneles de Guadarrama y Somosierra, momento en el que se dejó de utilizar este paso y quedó en el olvido.



No se os debe de pasar asomaros a los numerosos miradores que os vayáis encontrando en el recorrido y sobre todo, no se os olvide saludar a todas las personas con las que os crucéis, pues poco a poco vamos consiguiendo que los Madrileños que nos cruzamos por los senderos y caminos nos demos los buenos días y las buenas tardes sin que se nos consideren bichos raros. Probadlo y ya me comentaréis el resultado.



Cuando hayamos alcanzado nuestro objetivo, veréis que hay una valla, un hito que nos indica que Santiago se encuentra a casi 600 Km desde donde nos encontramos y….. que siguiendo por este camino nos vamos a desplazar hasta la Granja y por supuesto hasta Segovia, pero esto será otra parte de nuestro recorrido que incluye la vuelta en Tren y los fantásticos paisajes de los bosques de Balsain y la bajada por la calzada Romana.



La bajada a nuestro punto de inicio debe de hacerse con precaución no dejándose caer sin control pues son muchas las personas que también están utilizando este mismo camino para realizar la ascensión a pié con niños o en bicicleta y están subiendo y por tanto no están tan frescos como lo puedes estar tu al bajar y sobre todo hay que mantener el respeto entre todos a la hora de disfrutar del entorno.

Para los que les guste la velocidad, les recomiendo que tengan paciencia hasta salir al tramo asfaltado, momento en el que a pesar de estar circulando con el resto de vehículos, yo alcancé los 70km , no molestamos a nadie, eso si, también debemos de respetar las señales de tráfico como cualquier otro hijo de vecino.

Al final entre subida, fotos, disfrutar de los paisajes…, hemos pasado esta mañana del Domingo, creo que el recorrido entre subida y bajada al punto de partida debe de rondar los 20km. En otro momento lo mediremos con el GPS para poder meter la ruta como habitualmente hacemos y así podréis tener los puntos exactos de paso.

Mientras, seguimos impacientes a que Vicman de señales de vida en su blog para alegría de todos sus seguidores (Vicman return)



Un saludo,

Antonio