27 oct. 2012

V NOCTURNA DE TOLEDO




De nuevo un año más el pasado sábado volvió la carrera nocturna de Toledo, este año con recorrido nuevo, saliendo y llegando a la plaza de Zocodover, y con ello, un buen grupo de compañeros del club y amigos ,  hemos vuelto a Toledo a callejear subiendo y bajando por las retorcidas calles   del casco.
A las seis de la tarde, Antonio, Jesús, Carlos, Amador, José, Sergio, Rafa, Moha y yo, habíamos quedado en el Bar Bimbas, por aquello de llegar con tiempo a la carrera ya que, este año se incrementó el cupo de corredores de los 600 del año pasado a los 1200 aproximadamente de este, incluso los integrantes del Club de Mushing Toledo participaron con sus perros dando a conocer un poco más el deporte del canicross, por todo ello, para evitar imprevistos de última hora, fuimos con la antelación suficiente.



Ya durante el calentamiento  vimos que éramos demasiados para poder correr bien e intentar arañarle tiempo al crono, pero el carácter benéfico de la prueba  bien mereció esta cantidad de corredores.
En la salida hubo algún problemilla que otro, más bien fue un caos, ya que, a falta de dos minutos del comienzo de la prueba, aún no sabíamos hacia donde debíamos salir y, tras unos mensajes por megafonía, y en vista de que no era  posible organizar la salida debidamente por la gran cantidad de participantes, la organización decidió dar comienzo a la prueba sin estar todo el mundo donde realmente debía, cosas del directo…
Ya en carrera las cuestas que caracterizan Toledo, junto,  con sus empedrados, calles estrechas, rincones, curvas, hacen de esta carrera una prueba atractiva y bonita de correr, por lo que casi es mejor dedicarse a disfrutar de la carrera que intentar hacer tiempo, con tal cantidad de corredores es muy difícil poder hacer una buena marca, así, la idea era correr tranquilos y disfrutar todo lo que se pudiera.



Nada más darse la salida comenzaron los empujones, tropiezos, búsquedas del sitio de carrera y entre tanto intentamos ir en grupo, pero tan solo nos quedamos juntos Antonio, Moha y yo, al resto los perdemos en la multitud, unos más delante otros más detrás. Tuvimos suerte porque a pesar de ser demasiada gente, conseguimos salir más o menos de los primeros y  evitar así a una gran mayoría de corredores, pero aún así, en cuanto se dio la salida comenzaron a pasarnos como posesos una buena cantidad de participantes que al poco tiempo volveríamos a adelantar, Toledo es muy traicionero en sus calles y cuando parece que vas bien en una curva te encuentras una pendiente que te deja clavado. A medida que avanzaba la carrera, cada corredor iba encontrando su sitio y su ritmo e iba habiendo más huecos para correr, nosotros tres seguimos juntos, incluso con algún incidente con los cordones de alguna zapatilla que se desataba,  esperamos a que se volviera a atar. Así hasta el km 4 en el que íbamos viendo a los demás que estaban por delante y nos ibamos acercando a ellos. En la distancia vimos a Rodrigo, José e Igor a los que nos fuimos acercando y, aunque Moha pasaba por algunas dificultades, en el último km Antonio y yo nos acercamos a José e Igor para entrar juntos en meta en 26 min. 40 seg., Jesús entraría delante en el minuto 25, y muy por delante Sergio y Rafa naturalmente, Moha, Rodrigo, Amador y Carlos entrarían detrás .
Después de esta carrera unas cervezas para refrescarnos y quedarnos como nuevo.
En definitiva una buena forma de pasar una tarde en Toledo.
Roberto.