9 ago. 2010

CERCEDILLA / SEGOVIA


El Pasado día 7 de Agosto Alfredo, Alejandro y yo, Antonio, le pusimos los dientes largos a Bekele y nos fuimos a realizar la ruta que teníamos previsto , Cercedilla-Segovia.

Como era la segunda vez que hacíamos la ruta y sabíamos lo que nos íbamos a encontrar, no madrugamos mucho y salimos de Polan a las 8.30 de la mañana.

Nos presentamos allí a la hora prevista, sobre las 10.30, montamos las bicis y para arriba. Para todos aquellos que ya habéis estado por la zona, la gente que suele hacer esta ruta, deja los coches en el parking de la Renfe o bien en las calles que suben a la zona de recreo, como fue nuestro caso.

Alejandro que iba descansado, nos puso desde el principio un ritmo muy fuerte, pero cual fue nuestra sorpresa que casi coronando el puerto de la fuenfría nos adelantó en una bici de carretera un “Abuelo” de la zona que iba humillando a todos los que pasaba, pues a pesar de estar coronando el puerto de la fuenfría, el tío nos iba dando ánimos diciendo que era llano. (Ojala lleguemos todos a su edad con esa fuerza y ese ánimo, bravo por él y a seguir adelante).



Durante la subida vais a coincidir con un montón de gente, pues a pesar de estar a mitad de Agosto, la diferencia de temperatura con respecto a Toledo era de casi 6 grados de temperatura y además con sombrita, con lo cuál la zona invita a pasar el día en familia.

Nos paramos durante la subida un poco a ver los paisajes y la calzada romana, pues nuestra intención desde el primer momento es dar una vuelta en bici y además disfrutar del entorno y de la compañía.

Cuando llegamos a la Fuenfría, vemos a un montón de senderistas y ciclistas que han decidido pasar el día como nosotros, pero no le dejo descansar a Alfredo y nos tiramos directos para Segovia, siguiendo la calzada romana, no tiene pérdida, porque además están todas las marcas amarillas del camino de Santiago.



La bajada es muy divertida, a pesar del empedrado que invita a llevar cuidado ya que un descuido significa dar un abrazo a un pino del margen del camino. Como nos estamos parando en muchos sitios para mirar el paisaje, nos juntamos con otro grupo de ciclistas de la Granja a los que preguntamos otras rutas alternativas a esta para agrandarla y mientras vamos acompañandolos, nos van poniendo los dientes largos, pues nos comentan que ellos suelen bajar a la granja y desde allí tienen acceso a una multitud de caminos que llevan por las 7 revueltas, la carretera que lleva de Segovia al puerto de Navacerrada, para aquellos que no conozcan la zona.

Nos pusieron los dientes excesivamente largos así que dejamos a Alfredo el trabajo de Logística y búsqueda a través de GoogleMap de estos caminos que nos comentaron para poder continuar haciendo esta ruta un poco más larga.

Los caminos de los bosques de balsain son una pasada, de hecho, están asfaltándolos de nuevo y al estar cerrados al tráfico sólo se pueden utilizar por Ciclistas, Senderistas y los Servicios de Mantenimiento, una pasada.

Nos despedimos de los colegas de la Granja y nos dirigimos por la Cañada hasta Segovia, atravesando cercas de pastos y vacas y dejando el asfalto para otro momento.

Enseguida Alfredo se deja caer a su ritmo y cuando nos queremos dar cuenta, nos saca a Alejandro y a mi una distancia muy considerable, a pesar de que nosotros nos hemos salido en un par de ocasiones del trazado por la velocidad que llevamos en el descenso.

Desde aquí, una vez que atraviesas las vías del Ave por un puente, no tiene pérdida, enseguida te plantas en Segovia y en la estación de la Renfe.

Damos un pequeño paseo por el Acueducto, te haces las oportunas fotos y ves a los japoneses que están por todos los lados y nos vamos hacia la estación para comer y esperar al tren de vuelta a Cercedilla.

Antes de irnos, nos pasamos por un pastelería porque Alejandro tenía antojo, se nota que acaba de ser papa, desde aquí otra vez nuestra felicitación a él y a su mujer Carol y casualidades de la vida, surge con el dueño el tema de la media maraton de Segovia, de lo bien organizada que está y lo que nos hemos divertido siempre que hemos venido a Segovía a correr y ….., hemos dado con un íntimo de Perico, que nos cuenta sus anécdotas cuando el salía en Bici cuando era más joven y las dificultades que han tenido los clubes de Ciclismo y de Atletismo en la zona para poder seguir adelante.

Al final, hemos pasado una muy buena jornada de Bici entre colegas, hemos conocido a mucha gente y nos hemos divertido.

Para los que les interese el recorrido sólo són 34 Km y a reloj parado, nos dio 2 horas, se pueden hacer en menos tiempo, todo depende de lo loco que sea cada uno a la hora de los descensos, pero no merece la pena emplear poco tiempo porque te pierdes el espectáculo paisajístico de la zona aparte de lo interesante que es ir a sitios y hablar con la gente del lugar para que te informen de las actividades que se pueden realizar por la zona.

La próxima vez, vamos a realizarla en sentido contrario, es decir, primero nos vamos a Segovia en tren y luego nos volvemos desde allí hasta Cercedilla, de esa forma podemos disfrutar durante el ascenso al puerto de la cara norte de la Sierra.

Un saludo,



Alfredo, Alejandro & Antonio (AAA)