8 feb. 2011

RETO SUPERADO --- SUB 2 HORAS (MIAMI)

CRONICA DE JAVIER FERNANDEZ ( ATLETISMO POLÁN )

Después de tantos y tantos intentos de bajar de 2 horas en la media maratón el recuerdo que más bonito me ha quedado es que mi hijo se despertó a las 4:00 am para desearme suerte.

Este año estuve pensando qué tenía que corregir para no volver a fracasar. Llegué a las siguientes conclusiones:

a) cambiar mis entrenamientos con un nuevo elemento para mí: hacer series. Todo un nuevo mundo de sensaciones.

b) no dejarme atrapar en la salida, serpentear y serpentear pero no comenzar incumpliendo desde el primer kilómetro,
c) hacer sólo una única carrera larga la última semana e ir más descansado al día D.
d) correr con Ipod escuchando música y sabiendo más o menos cuando pasa cada kilómetro, ya que la referencia de las millas es buena, pero estoy más acostumbrado a los kilómetros.
e) tomarme dos geles durante la carrera.
f) beber un sorbito sin pararme cada vez que ofrecían Gatorade.

A las 4:45 am estábamos Xavi, Pablo y yo en el coche. Pablo iba con sus gafas verdes con luces de colores. Muchas risas y más tranquilos que el año anterior. En 2010 llegamos a la salida demasiado apurados por problemas de aparcamiento.


A las 05:30 am teníamos frío y nos pusimos a estirar. Unas chicas españolas nos comentaron que ellas también iban a correr la media. Apuramos la entrega de las bolsas en la zona de "drop off" porque no queríamos quitarnos la ropa de abrigo.
De camino a nuestros "corrales" de salida Xavi metió sus zapatillas nuevas en un charco inmundo lleno de lodo, lo que le obligaría a correr con un pie mojado y hecho un asco. Nos reímos de él y aguantó el tipo con dignidad.
Una vez que dieron la salida cada cual salió a su ritmo. Xavi fue delante en todo momento. Yo no sabía cómo iba, pero en Ocean Drive, en el kilómetro 9, me encontré por sorpresa a la esposa de Pablo y me dijo que yo iba por delante de él. Lo malo es que luego también se lo dijo a él y, claro, puso el turbo y ya no paró hasta adelantarme.

Pasé la milla 6 (casi 10 k) en 53 minutos. Me sentía mejor que nunca y aquí ya empecé a creer que lo conseguiría por fin.
En el kilómetro 15 encontré a los que seguían la bandera de acabar el maratón en 4 horas. Fui con ellos durante un kilómetro, pero me dí cuenta de que podía ir más rápido que ellos. Pensé en mi hermano y en la salvajada que es hacer un maratón completo.
Una vez que llegué al Downtown sabía que iba sobrado.

De lo único que me arrepiento es de no haber apretado desde la calle Flagger St.
Sabía, porque ya he corrido esta media 3 veces, que ahí el final está a unos 600 mts. Ví que otra gente se lanzaba, pero me faltó valor porque no quería liarla ahora que tenía el triunfo en mis manos.
Entré en 9 minutos menos que el año pasado. 1h 55min. Me sentí menos cansado que nunca. No sé si por la preparación o porque es diferente correr mejorando tus tiempos previstos que por detrás de tus objetivos, como me ha pasado todas las demás veces, menos la de San Francisco donde logré 2:00 horas (digamos un empate).

Xavi y Pablo también mejoraron sus tiempos: 1:50 y 1:54 respectivamente. Todos contentos esta vez.

Me he regalado a mí mismo un Garmin 410. Me lo he ganado. Han sido años y años hasta bajar de 2 horas.

3 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Enhorabuena campeón

maratonman dijo...

FELICIDADES Y con mayusculas, es una barrera que solo comprendemos lo dificil que es romperla por lo psicologico del tema los que estamos algo o muy por encima de ella, segun se mire;asi que debes sentirte feliz y no es para menos,disfrutalo y a seguir mejorando pero desde luego que te has quitado un buen peso de encima,estar por encima de dos horas pesa lo suyo,te lo dice uno que ya aprendio a convivir con ello.Ahora a seguir disfrutando de tu gran momento de forma.
Un abrazo.

javitxu dijo...

Enhorabuena siempre es agradable ver a un compi de hobbie disfrutar de conseguir un reto.Sigue entrenando asi y planteandote nuevos objetivos.

Javitxu T-Diesel.