13 dic. 2012

UN REPASO DE ESTOS ULTIMOS DIAS




Un Repaso a estos últimos días nos obliga a hacer memoria de las pruebas a las que hemos acudido los miembros de Atletismo Polán. Unas veces como “Cartonianos de Navahermosa” y otras como Atletismo Polán, pues han sido varias los eventos a los que hemos acudido pero que por motivos de tiempo no hemos podido plasmar en nuestro blog.


Empezamos realizando una ruta circular en BTT de investigación que decidimos comenzar en  Calera y Chozas a través de la Vía Verde de la Jara y a la altura de Aldeanueva de Barbarroya desviarnos por una carretera que nos va a llevar hasta la población de la Estrella. Una vez allí, nos desviamos en dirección al Puente del Arzobispo y a la altura del cruce de Navalmoralejo, nos desviamos en un camino que nos sale al lado de una parada de autobuses que nos va a dirigir directamente hasta Ciudad de Vascos. En este confín remoto nos encontramos las ruinas de la ciudad y alcazaba islámica de Vascos, fundada por la tribu bereber de Nafta y punto estratégico para controlar las comunicaciones entre Badajoz, Toledo y los Reinos de Taifas.



Una vez que dejamos la carretera, nos espera unos 6 km de divertido camino y lo importante es que las visitas sólo se pueden realizar los sábados de 9 a 14 horas, permaneciendo cerrado del 1 de febrero al 16 de mayo, pero os recomiendo que os informéis correctamente primero.

Tras visitar la Ciudad y dar un paseo por sus impresionantes ruinas, seguimos el consejo que nos dieron unos ciclistas de carretera y continuamos por un camino que nos llevó casi directamente de nuevo a Aldeanueva de Barbarroya, para volver a Calera y Chozas por la Vía Verde de la Jara y unos 70 km de ruta.

Continuamos nuestro segundo periplo en Candelada, una marcha BTT de unos 35 km, aproximadamente en pleno corazón de la Sierra de Gredos donde, camuflados como “Cartonianos” catorce San Bernardos convertidos en Galgos….., (Ramón, era obligado ponerlo, je, je…,) un grupo de colegas de Polán, Totanes, Galvez Navahermosa y Hontanar decidimos combatir las gélidas temperaturas que había en esas latitudes para realizar esta espectacular Marcha, donde nos esperaban unos 25km de una suave subida disfrutando de los colores amarillos, ocres y cobrizos que nos regala el otoño en los bosques, las impresionantes vistas del Pico Almanzor desde la vertiente de Candelada, del gran ambiente que rodeaba la ruta y sobre todo del brutal descenso de unos 8 km aproximadamente por “la Trialera”, donde José iba midiendo la profundidad de los arroyos y nos mostraba nuevos sitios por donde vadearlos, Ramón se fabricó en la misma trialera una “gravity bike” y Diego iba apretando las clavijas al primero para que le dejase paso en el descenso, incluso dando pequeños toquecitos en la rueda trasera a ver si así se apartaba



En esta ruta la bajada tenía dos variantes, la primera utilizando los 8 km de vertiginoso descenso, donde si no andabas con cuidado, acababas con una probabilidad del 100 % dando vueltas por el suelo y la otra, la más cómoda, pero más larga, volver a realizar el descenso por el mismo itinerario de la subida, pero en 25 km. Para aquellos que os vaya la trigonometría y las matemáticas, os podéis hacer una idea que la ruta tiene un perfil tipo Cartabón.



Y continuando con otro dicho de esas tierras, al final de la temporada el San Bernardo corre más que el galgo y ya que nos hemos acostumbrado un poco al frío, nos dirigimos hacía la localidad madrileña de El Escorial, donde tiene lugar el Cross del Escorial, donde además de varias pruebas por categorías, la última es valedera para el campeonato de Madrid. En esta ocasión sólo nos desplazamos Fernando, Txule, José y yo, Antonio donde el enemigo no era la distancia, tres vueltas a un circuito cerrado hasta completar una distancia de 5.400 m aproximadamente, sino el frío que reinaba por la mañana que no se pasaba hasta que no empezabas a correr. Puntuales como ingleses dieron la salida a las 10.30 de la mañana, cuando aún no se había retirado la escarcha del circuito y rápidamente los primeros galgos comenzaron a tomar posiciones. Debido al frío y que el circuito discurría por un terreno irregular y resbaladizo preferí empezar a mi ritmo, despacito y dejando que todos los músculos y articulaciones se calentasen poco a poco en los primeros kilómetros para poder coger mi ritmo una vez que el cuerpo empezase a sudar y a coger buenas sensaciones.



En la segunda vuelta ya estoy a ritmo y veo a Txule muy cerca, lo que me anima a dar un pequeño empujón y decido gastar el medio cartucho como diría Alfredo para ponerme a su altura. Tras darme permiso para tirar para adelante, veo a José a lo lejos y decido emplearme a fondo para ver si puedo llegar a su altura antes de que lleguemos a la meta. Lo consigo a falta de un kilómetro aproximadamente pero ya le aviso de que sólo veo el efecto túnel. Tras la pertinente sonrisa, pues le hice lo mismo en la nocturna de Toledo, decidimos quemar el resto de la pólvora que nos queda por quemar del cartucho y nos disputamos los últimos metros donde esta vez, me tomé la revancha de la nocturna de Toledo. Lo de Fernando ni lo intento, si no me falla la memoria, entró el 12 y entre los que entraron delante de él, estaba la Campeona de España de 800m por lo tanto,…… sin comentarios. Una máquina.



No obstante y a pesar de las fechas en las que estamos, intentaremos pasar las crónicas de las próximas pruebas pues en nuestro calendario está acudir el sábado hasta Santa Cruz de Retamar, luego Sonseca, Polán, Toledo y entre medias y si nos queda tiempo, tendremos que meter algo de Bici, pues no podemos dejar que se congele la grasa de la cadena con estos fríos.

Como siempre.
Un saludo a todos


No hay comentarios: