20 ago. 2011

RUTA NAVAHERMOSA




El pasado Lunes 15, aprovechando que era fiesta y no había que currar, Alfredo, Ismaél y yo (Antonio) nos acercamos a Navahermosa a realizar la marcha cicloturista que organizaba el Ayuntamiento y también porque después de las duras rampas que nos habíamos encontrado en los Pirineos, queríamos ver que tal se circulaba sin peso, sin alforjas y sobre todo por pendientes menos pronunciadas.

Allí habíamos quedado con Ramón y con los demás colegas de Navahermosa y una vez inscritos en las correspondientes listas, a las 9.30h de la mañana nos dirigíamos unos 80 ciclistas por esos bonitos caminos de esta localidad en dirección hacía Hontanar que para ser Agosto la cosa no está mal. Al principio la primera parte del recorrido estaba controlada, para evitar que la gente saliese en desbandada y poder controlar mejor a todo el personal.

En  seguida llegamos a Hontanar, subimos por el llamado “camino blanco” y fuimos remontando entre pinares hasta llegar a la milagra, donde se produciría el avituallamiento. A partir de aquí se soltaba a los “percherones” que iban todo el rato agarrotados en los primeros puestos para que dieran rienda suelta a sus instintos, mientras el resto nos quedábamos disfrutando del paisaje.
Como el terreno estaba suelto y había mucha piedrecita, íbamos controlando bastante la velocidad, sobre todo en los descensos, pues era muy fácil que en cualquier bote, la rueda perdiese adherencia y saliésemos disparados de la bicicleta y es por eso por lo que Ismael, unos colegas de Navahermosa y yo nos tocó ayudar a un hombre que salió despedido en uno de esos descensos y tuvimos que ayudarle durante los primeros momentos hasta que pudieron venir a recogerle los miembros de Protección Civil que había puesto la Organización. Alfredo nos comentó que él también estuvo ayudando a otro ciclista de los primeros grupos que igualmente y por el exceso de velocidad, se había caído de hombros al suelo,



También iba en el coche unos chavales con un montón de calambres pues se habían puesto a tirar en el primer tramo con todas sus fuerzas mientras los demás íbamos reteniendo y guardando para el segundo tramo. Le quitamos un poco los calambres haciendo estiramientos, les dimos agua para que estuviesen hidratados y se quedaron con otros miembros de la organización hasta que vino otro coche de apoyo a por ellos.

Salvando estos dos percances, continuamos la ruta en dirección Navahermosa, pero como habíamos estado parados más de media hora ayudando, (a todos nos gusta que nos ayuden cuando nos pasa algo….) y como nos conocemos todos esos caminos de memoria debido a que Ramón nos ha llevado por ellos un porrón de veces, acortamos la ruta por la zona del Castillo, pues nos habíamos quedado los últimos y de esa forma no retrasábamos al resto de ciclistas que habían terminado la prueba y que estaban en meta esperando a que llegasen todos los participantes.


Alfredo y Ramón si que hicieron todo el recorrido completo, donde cabe destacar el buen puesto que hizo Alfredo pues entro dentro de los primeros grupos de ciclistas que acabaron la prueba.
El calor no nos castigó mucho este día y al final de la jornada, el ayuntamiento había preparado una paella para todos aquellos que quisieran acercarse a degustarla.
Un punto a nuestro favor era el ser conocedores de los caminos y de muchos de los participantes, pues allí estuvimos hablando con muchos compañeros de Galvez, Navahermosa, Cuerva….. que coincidimos en todas estas rutas y además así aprovechamos para ver contarnos nuestras aventurillas.

Un saludo.

ALFREDO, RAMON, ISMAEL Y ANTONIO

No hay comentarios: